·BIOGRAFÍA · BIBLIOGRAFÍA · SE HA DICHO · CRÍTICAS · NUNCA SEREMOS VIEJOS · ENTREVISTAS
-> Inicio
BIOGRAFÍA  
 

ENTREVISTA A NATIVEL PRECIADO para la revista empresarial “IDEAL en RED":

Su larga e intensa actividad como periodista de prensa, radio y televisión le da un gran bagaje especial como observadora privilegiada de la realidad española desde la Transición ¿Qué cambios destacaría cómo más significativos en la sociedad española durante ese periodo y qué cree que aún permanece en el subconsciente colectivo del período anterior?

Durante la transición se produjo un curioso fenómeno colectivo que hizo posible el consenso, acuerdos pragmáticos para liquidar la dictadura. Fue un proceso muy denostado por los radicales de izquierda y de derecha. Pero tras la intentona golpista del 23-F, la izquierda fue consciente del peligro real que existía de volver al pasado y se hizo más pragmática. Gracias a ese esfuerzo colectivo España es hoy un país plenamente democrático. Las últimas decisiones en política social son las más avanzadas de Europa. Quedan residuos de la dictadura en grupos reducidos, afortunadamente, menos significativos que en Chile o en Francia. En el subconsciente colectivo de los que conocieron los rigores de la dictadura,  siempre estará la defensa de la libertad por encima de cualquier otra consideración.

He observado que algunos periodistas, por su trato cercano a los políticos, adquieren una cierta enfermedad profesional que yo llamaría “escepticitis aguda” o escepticismo crónico transmisible a la hora de valorar el denostado oficio de político... ¿Es ese su caso, o cree que el periodismo, a parte de una profesión esencial para la democracia, es un ejercicio noble necesitado, como otras profesiones, de rigor y renovación permanente?

Tomar distancia con los políticos es una actitud necesaria para evitar el escepticismo, el amiguismo o incluso el sectarismo. Todas las profesiones necesitan rigor y renovación permanente, no sólo la mía. Procuro poner en práctica mis propias teorías.

En este país se han polarizado las posturas de muchos profesionales del periodismo y de los medios de comunicación de masas... ¿Cree que hace falta, más que nunca, recordar la relación imprescindible entre Ética y Comunicación?

La ética siempre está en peligro y no sólo en los medios de comunicación. Es  más difícil esforzarse en defender principios y actuar de una manera ética, que hacer chapuzas y caer en la frivolidad. Hay que recordarlo siempre, constantemente, en cualquier época y en todas partes.

Manuel Castells ha dicho que la batalla esencial del mundo global se libra en el terreno de la comunicación, conquistar la opinión pública es el objetivo de muchos grupos de opinión o de presión ¿Corre peligro la libertad frente a los grandes trust de la información? ¿Se puede hacer un periodismo honesto de hechos y un periodismo valiente de opiniones, sin contaminar ambos canales de información?

No es tan fácil manipular la opinión pública como parece. Los grupos de presión tienen que emplear muchos medios e incluso sobornar voluntades. La libertad corre peligro, pero siempre se puede actuar honestamente. Cuando miro alrededor y veo ciertos compartimientos vergonzosos, pienso en los numerosos periodistas que han dado la vida por la libertad de expresión, en los que informan sobre injusticias, conflictos y guerras, en los que están encarcelados porque trabajan en países donde existe la censura y en los que mueren en acto de servicio. Entonces recobro el ánimo, doy las gracias por trabajar en libertad y recuerdo las palabras de Kofi Annan: “la prensa libre es la mejor inversión contra la tiranía”.

Kofi Annan, ex-Secretario General de la ONU, ha dicho que los ciudadanos tienen más poder del que se creen y, por supuesto, mucho más del que ejercen... ¿Cree que la información horizontal a través de internet puede dar poder a los ciudadanos y contrarrestar los monopolios informativos?

Estoy absolutamente de acuerdo con él, como se puede deducir de mi respuesta anterior.

Ha escrito libros biográficos, de ensayo y novelas ¿Con qué género te sientes más realizada? ¿Es posible condensar la realidad en un libro biográfico o sólo la novela, como ha dicho Kundera, es capaz de introducir los múltiples matices intangibles de la realidad histórica?

El periodismo me ha permitido cumplir todos mis sueños y me ha dado grandes satisfacciones profesionales. He tenido la suerte de ejercerlo en una época histórica privilegiada. La literatura también me está dando grandes alegrías, pero, en el fondo, siempre he hecho lo mismo: contar historias reales, en el caso del periodismo,  o ficticias, en el caso de la novela.

En el libro “El sentir de las mujeres” trata el éxito de mujeres relevantes ¿Cuál cree que ha sido el éxito más notable de las mujeres, sociológicamente hablando, y cual su limitación actual más palpable?

Escribí un libro para contarlo, porque explicar en qué consiste el éxito y cuales son sus limitaciones requiere muchos matices. Lo más importante que han conseguido las mujeres de mi generación es la igualdad de derechos, la mayor limitación es enfrentarse con quienes no están dispuestos a aceptarlo y llegan incluso a matar para arrebatárselos. 

Cual sería su propuesta para reducir problemas crecientes como la violencia contra las mujeres?

No tengo más propuestas que las conocidas: primero la educación, que debería ser el remedio de todos los males, después la prevención social y, por último, el cumplimiento de la legislación vigente.

En tu libro “Amigos íntimos” pone en valor lo que supone para ti y para muchas personas de su entorno la amistad. En una época de “relaciones frágiles” digitales y virtuales.... ¿cree que es posible cultivar aún la amistad como “hilo dorado” que teje uno de los mejores tapices de la vida, que diría María Zambrano?

He conocido esa clase de amistad que define tan primorosamente María Zambrano y por eso me considero muy afortunada. El modo de vida, la manera de relacionarnos, la distancia, las prisas, la movilidad geográfica, la inestabilidad laboral, las megalópolis,  etc… es evidente que no permiten hacer ninguna actividad primorosamente y con cuidado. Los amigos necesitan tiempo y una dedicación muy primorosa. Esa clase de amistad se cultiva mejor cuando eres joven y puedes alargar los días o las noches para compartirlos con los amigos.

¿Se puede innovar en el mundo de la Cultura a favor de la calidad y la expansión de la misma o son principios contradictorios? ¿Tienen la Educación y la Cultura el valor que se merecen en la consideración de la sociedad española?

Es evidente que no tienen la consideración que se merecen.

Ha escrito un libro de conversaciones cálidas e inteligentes con José Antonio Marina “Hablemos de la vida” . A tenor de la televisión que hoy se hace –superficial, de entretenimiento y de cotilleo...– ¿Estamos interesados realmente en hablar de los problemas de la vida y de la sociedad o nos quedamos en la superficie de los problemas?

Este libro es una demostración de que se puede mantener un diálogo apasionante sobre la vida, sobre todo, si se encuentra un interlocutor tan brillante e inteligente como José Antonio Marina. Es un privilegio contar con su amistad. Una vez más, me considero una persona con suerte.

Su novela “Camino de hierro” se remonta a la historia reciente y a la superación del dolor... ¿Cree que la Ley de la Memoria Histórica es una necesidad de Justicia para superar el pasado o un recrudecimiento de los enfrentamientos entre españoles?

Recuperar la memoria histórica es una necesidad vital, porque durante un tiempo fue falseada o silenciada. No sé si era imprescindible concretarlo precisamente en la ley que ha sido aprobada. En cualquier caso, creo que servirá para reparar injusticias históricas.

¿Qué papel cree que pueden tener las ciudades medias, como Alcalá de Guadaíra, en la gestión local de nuevos modelos de convivencia frente a los retos más negativos de la globalización imperante?

Ya he mencionado el crecimiento desmesurado de la ciudad como un obstáculo más en la vida social.

Como “tertuliana” transmite una templanza especial en sus comunicaciones... ¿cree que opinar es un ejercicio de equilibrio entre la convicción, la razón y la prudencia?

Soy poco “tertuliana” o en todo caso, lo soy a la vieja usanza: más para transmitir información que para opinar. El equilibrio es mi  utopía. Me he pasado la vida luchando por alcanzarlo.

¿Cuándo tendría un hueco en su agenda para visitarnos?

Las agendas nunca están tan repletas como para no encontrar un hueco.

 

Nativel preciado
 
Editorial Espasa, S.A. © 2008 Nativel Preciado. Todos los derechos reservados